Blade Runner 2049

Por Rubén Cusati

Ficha técnica

Título: Blade Runner 2049

Año: 2017

País:  Estados Unidos

Director: Denis Villeneuve

Guión: Hampton Fancher, Michael Green

Música: Jóhann Jóhannsson, Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch

Fotografía: Roger Deakins

Reparto: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Mackenzie Davis, Carla Juri, Lennie James, Dave Bautista, Jared Leto, Barkhad Abdi, David Dastmalchian, Hiam Abbass, Edward James Olmos

Productora: Warner Bros. Pictures / Scott Free Productions / Thunderbird Films / Alcon Entertainment

Género: Ciencia ficción |. Secuela

Grupos: Adaptaciones de Philip K. Dick

 
 

Sinopsis

Después de los eventos del primer film en el 2019, un nuevo blade runner, cazador de recompensas, K (Ryan Gosling), descubre un secreto que podría ocasionar el caos en la sociedad y va en busca de Rick Deckard (Harrison Ford), el blade runner que desapareció hace treinta años.

Trailer:

El anuncio del próximo estreno en el mes de Octubre de su secuela, Blade Runner 2049, nos induce a revisitar el original de 1982 dirigido por Ridley Scott que ha sido un rara avis en la cinematografía pues fue un éxito de taquilla aplaudido por la crítica y hoy convertido en un film de culto para cinéfilos.
Scott no es guionista y por lo tanto requiere historias, sean originales o derivadas de la literatura.

Comenzó en 1977 adaptando El Duelo, de J. Conrad porque tenía cierta relación con el western mediante el cual podía atrapar al gran público, recordar que él provenía del cine publicitario. Podó el guión para lograr una comunicación directa con el público pues el texto es bastante más complejo que la película y utilizó un presupuesto reducido que lograba con abundancia de planos cortos. Por primera vez aparece el humo de incienso que aumenta la profundidad y calidad tridimensional de la imagen y que se convertiría en marca registrada del realizador a punto de cumplir los 80 años, ahora devenido en productor ejecutivo de la secuela. El humo de incienso sin embargo sigue allí.

Su segunda película fue Alien que parte de un guión original. Tanto el planteo como el desenlace son excelentes pues el desarrollo es más convencional pues se trata de una versión de los 10 indiecitos de Ágata Christie. Scott demuestra que en el terror, igual que en el erotismo, menos es más y por eso en el planteo casi no muestra al bicho dejando libre al espectador para imaginar horrores más grandes de los que le será dado presenciar. La gran cantidad de primeros planos, además de ser baratos, aumenta la sensación de inseguridad. El final, cuando el bicho desaparece entre las máquinas, sugiere que el verdadero monstruo es la tecnología tal como pregonara Heidegger..
Y su tercera película fue Blade Runner basada en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, del gran Philip Dick de quien Scott quería además el guión. Primero un adaptador hizo una sátira que horrorizó a Dick, luego otro hizo un Marlowe a lo Chandler que tampoco agradó y, por fin, se lo dieron a un buen guionista que satisfizo a todos, incluso a Dick.
Poco antes del estreno y para promocionar la película, le ofrecieron a Dick U$S 400.000.- para escribir la versión novelada del guión pero con la condición de retirar su novela original de circulación. Dick se negó con dignidad y reeditó su novela pero por mucho menos dinero (U$S 12.500.-). Un par de semanas antes del estreno, Dick murió y no pudo ver la película y tampoco hubiera tenido tiempo para gastar aquel gran dinero. A veces ser digno reditúa.

La excelente adaptación lograda sorprende porque cuanto más se aparta de la trama de la novela más le permanece fiel. Algunas de las innumerables diferencias son las siguientes:

  1. La novela está ambientada en 1992, en una San Francisco escasamente poblada debido a la Tercera Guerra Mundial, con polvo radioactivo que obliga a llevar protectores genitales de plomo. El protagonista es un gris funcionario casado con una depresiva que se “ayuda” con la máquina “órgano de ánimos”. Su máxima aspiración es cambiar su mascota, una oveja eléctrica, por una verdadera. El guión transcurre en Los Ángeles, 2019, superpoblada, inhumana, que soporta una permanente lluvia ácida. El protagonista es un típico detective serie negra: divorciado, vive solo, escéptico, alcohólico, independiente y ex policía.
  2. En el guión se eliminó el suicidio de Raquel que se queda con el protagonista y se limitó la vida de los androides a 4 años por lo cual ellos vuelven a la tierra para averiguar cuánto tiempo van a vivir y cómo pueden prolongar su vida.
  3. En la novela se le ordena matar a 6, en el guión sólo a 4 en aras de la sencillez por ser un hecho industrial y aparece un policía ruso (la novela se escribió en plena guerra fría) que es asesinado por una androide quien luego es a su vez asesinada por otro cazador a quien Rick le hace el test para averiguar si es un androide. Como se ve, permanentemente se encuentra difuso el límite androide-humano que es lo que rescata el guión aunque desprendiéndose de la línea argumental.
  4. El guión tiene otro desenlace y es totalmente distinto al de la novela que muy depresivo.
  5. En el guión aparece la necesidad de los androides de recuerdos, fotografías, que le permiten fingir que son humanos porque tienen una familia y un pasado (fingen incluso ante sí mismos). Ello le da a la película gran fuerza poética y riqueza de significados, que la hace trascender el género.
  6. Se quitó el “mercerismo” que en la novela era una religión telepática fraudulenta con partes demasiado complejas.
  7. Se mejora notablemente el personaje de Sebastián (Isidore en la novela) que pasa de ser un tontuelo a ser un ingeniero genético con envejecimiento prematuro, problema que lo identifica con los androides.

En la novela el tema central es preguntarse si el exterminio de los androides no nos convierte en una nueva clase de androides. Y eso no sólo se mantiene sino que se enfatiza en el filme. La idea se le ocurrió a Dick por un comentario de alguien “que no había podido dormir porque escuchaba los lamentos de niños hambrientos en la guerra de Vietnam”. Entonces pensó: “Hay algo en nosotros que no es humano, la carencia de sentimientos que se propaga a todos”.

En la novela, los androides carecen de empatía y son inferiores. En la película son más humanos que los humanos porque aman la vida por encima de todo y la ambigüedad humano-androide se juega desde la primera escena.
En la realización se observa la influencia del cine negro por los contraluces, humos y sombras, picados y contrapicados, encuadres cortos. Además se mezcla el pasado con un futuro degradado, como por ejemplo, vehículos voladores y el viejo revólver del detective.

Las influencias de Scott en la realización son variadas y ojalá que esa influencia se mantenga en la secuela: el cine y la novela negra, la torre de babel por la mezcla de idiomas, referencias bíblicas en el final en el que el jefe androide es un Cristo crucificado, el mito de Frankestein, la pirámide del inicio es copia de la de Metrópolis de FLang, Blow Up de Antonioni, etc. Existen innumerables sutilezas, guiños, referencias a destacar en la realización, algunas de ellas son:
Cuando Rick le demuestra a Raquel que es una androide porque los recuerdos son implantes, ella deja la foto de niña, él la recoge y pareciera que ésta cobra vida, como si una brisa pasara. En realidad se trata del reflejo del vaso que él está bebiendo.
Cuando Rick mata a la androide Pris, la máquina del placer según la presentación hecha en el planteo: ella lo tiene a su merced, subida sobre los hombros de él, hace una mueca de ¿placer? y lo deja recuperarse. Después en su agonía termina su vida con una serie de caderazos.
Existe una constante alusión a los ojos: la dilatación del iris delata al androide, la primera pista que consigue Rick es un fabricante de ojos, el “creador” usa anteojos estrafalarios y el androide lo mata hundiéndole los ojos, blow-up con las fotografías, la frase final del jefe androide “He visto cosas…”, etc.

El corte que se vio comercialmente es el del productor, común en el cine de Hollywood pues suyo es el dinero. Más adelante, Scott hizo otro corte que actualmente está en DVD, cambiando un poco el principio y fundamentalmente el edulcorado y comercial final.

La banda sonora de Vangelis en el original ahora está también garantizada con Hans Zimmer (Dunkerque) y con el islandés Jóhann Jóhannsson, habitual colaborador del director Denis Villeneuve quien eligió al hierático Ryan Gosling como nuevo protagonista en oposición al Ford del original.
Blade Runner es posiblemente la mejor película de ciencia ficción de la historia del cine, junto a 2001: Una odisea del espacio, todo en ella es casi perfecto. Realizar su secuela es por demás un desafío pues implica revelar incógnitas de la película original que tenía el encanto de lo inacabado. Tengamos fe.

Author Info

administrador