Día nacional de la donación de órganos

Modificar tamaño del texto

Todos los 30 de mayo se presenta una nueva oportunidad para celebrar el día nacional de la donación de órganos estimulando la conciencia de la ciudadanía sobre la importancia en la contribución de dar esperanza de vida a los pacientes en espera de un trasplante. Como todos los años se llevarán a cabo actividades en todo el país con el fin de promover y promocionar la donación de órganos como un acto altruista, solidario y desinteresado. En la Ciudad de Buenos Aires se lo realizará en el Obelisco a las 17 horas con la presencia de personas que recibieron trasplante de órganos, familiares de donantes, equipos de salud, docentes y estudiantes. El color predominante de la convocatoria será el verde, el cual representa a la donación de órganos en todo el mundo.

La concreción del trasplante es posible gracias a la acción desinteresada de los donantes, los profesionales de la salud y organismos estatales. El operativo de donación de órganos es una carrera contra reloj. En ella participan hasta 150 profesionales que asumen el compromiso de concretar la voluntad del donante y la esperanza de los pacientes en lista de espera.

La asignación de órganos y tejidos se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad y transparencia en la distribución.

Sólo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes fallecidos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa se refiere únicamente al caso trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede sobrevivir con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado. La donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existan perspectivas de éxito para el receptor.

Para poder ser donante la persona debe fallecer en la terapia intensiva de un hospital, sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de lo órganos. En el caso de los tejidos, no es necesario que la muerte se produzca en terapia intensiva.

Los transplantes pueden realizarse gracias a la voluntad de aquellos que donan sus órganos de manera solidaria, altruista y desinteresada. Para comprender la complejidad del proceso operativo es importante tener presente que las condiciones para donar órganos y tejidos difieren unas de otras.

Dadas las condiciones específicas para que pueda efectivizarse, la donación de órganos es posible sólo en 5 de cada 1000 fallecimientos.

Los órganos que se trasplantan en Argentina son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino; y los tejidos: córneas, piel, huesos, válvulas cardíacas. En ambos casos, los trasplantes se efectúan a partir de donantes fallecidos.

Existe en el país una lista de espera única para cada tipo de órgano, que es coordinada, controlada y fiscalizada por el INCUCAI, que es una entidad descentralizada dependiente de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación. Sus acciones se orientan a dar cumplimiento efectivo a la Ley de Trasplante de Órganos, para satisfacer la demanda de los pacientes que esperan un trasplante

Para manifestar la voluntad afirmativa o negativa en todo el país, toda persona mayor de 18 años lo puede manifestar firmando un acta de expresión en el INCUCAI o asentándolo en el Documento Nacional de Identidad en las oficinas del Registro Civil. De no existir manifestación expresa, la Ley de Trasplante presume que la persona es donante. En esos casos, el organismo responsable solicita a la familia su testimonio sobre la última voluntad del fallecido.

El día 30 de mayo se lo propuso por el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital público, lo que representa la posibilidad de vivir y dar vida después de un trasplante.

Fuente:

INCUCAI

Ministerio de Salud de la Nación

Para mayor información:

Línea gratuita INCUCAI: tel. 0800 555 4628, correo electrónico: pacientes@incucai.gov.ar

Author Info

Raul Avila