El encanto del erizo

Por Rubén Cusati

Sinopsis

Tres habitantes del número 2 de la calle Eugène Manuel, en París; Paloma, una niña de once años, inteligente y con el plan secreto de suicidarse; Renée, portera discreta y solitaria que bajo su apariencia de inculta y arisca oculta en realidad una personalidad cultivada, y el señor Kakuro Ozu, un japonés que acaba de mudarse al edificio traban amistad y se comunican…

Premios

2009: Seminci – Valladolid: Mejor música (ex-aquo)

Trailer

Tres personajes, aparentemente muy distintos, habitan un edificio de clase acomodada, la portera y dos vecinos. Paloma es una niña que ha decidido suicidarse cuando cumpla 12 años y desea dejar un testimonio filmando todo lo que ocurra hasta ese día. Reneé, la portera, oculta bajo el ropaje de su oficio a una persona con gustos refinados. Y Ozu, viudo, sensible y refinado, ofrece su percepción y amistad a las otras protagonistas, escuchando a Paloma y descubriendo en Reneé la sofisticación debajo de su dureza.

Entre los tres se produce un encantamiento y el enigma planteado es si podrán cambiar el rumbo de sus vidas. ¿Cumplirá Paloma el objetivo de suicidarse?

Alterará Paloma su posición acerca de los seres que se golpean sin sentido sobre los vidrios de la pecera que los contiene hasta que la muerte los alcance y terminen en una bolsa de plástico cerrada, o Reneé seguirá su solitaria vida de libros, cine, cultura, su amor por la Ana Karenina de Tolstoi y su crítica a la hipocresía y superficialidad de la sociedad burguesa de su tiempo.

También en Reneé ronda la idea del suicidio pues la heroína de Tolstoi acaba con su vida, ¿podrá Ozu hacerles cambiar de idea con el solo recurso de la amistad revelándoles que la vida tiene sentido y el amor puede hacer evadir a los hombres de la pecera?

Basada en una novela de éxito no puede ocultar su origen y su condición de ópera prima plena de buenas intenciones y algo de apresuramiento, la voz en off de Paloma y sus apreciaciones demasiado inteligentes con vocabulario frondoso, el exótico inquilino japonés y algunas situaciones que pueden explicarse como metáforas literarias pero son más difíciles de comprender en el verosímil cinematográfico.

No debemos olvidar que la autora de la novela es profesora de filosofía y los tres personajes, principalmente Paloma, lanzan frases muy elaboradas para el lenguaje común.

La discusión que tiene y gana Paloma con un amigo de sus padres acerca del Go y el ajedrez, por ejemplo, nos recuerda el análisis de Edgar Alan Poe en su cuento Carta robada acerca del ajedrez y las damas en el que demuestra que las damas es un juego para personas más inteligentes que el ajedrez porque es más sencillo, el ajedrez requiere mayor concentración, las damas mayor  inteligencia.

Y Paloma no sólo se ocupa de los juegos sino también de religiones, psicoanálisis, habla japonés pero con acento y dibuja con sumo talento, un poco demasiado … Su visión de los integrantes de su familia, además, responden a  estereotipos y no nos sorprenden en absoluto.

Con la portera sucede algo similar por sus gustos y pasatiempos favoritos de extremada cultura alejada de lo convencional, copiosa biblioteca, experta en cine japonés y como saborear un chocolate, un poco demasiado. Sin embargo  su personaje es salvado por la excelente actriz Josiane Balasko que emociona con sólo una mirada.

También la actuación de Togo Igawa es impecable y le agrega extrañamiento al personaje que lidia asimismo con algunas situaciones un tanto abruptas o parlamentos un poco fantasiosos.

Y los tres personajes tienen y quieren a los gatos, otra elección que los interconecta.

La crítica social implícita en muchas secuencias se desvanece y le resta consistencia al acercar a la portera a las formas de vida, entretenimiento y cultura de las clases más altas.

Importa en suma, incorporar la muerte a la vida y vivir arrojado (como ensenó Heidegger) hacia la muerte como requisito de una vida auténtica. Lo que importa, pues, no es morir sino lo que uno hace justo en el momento de morir. Y una respuesta por lo menos aceptable es Estaba dispuesto a amar.

Ficha técnica
Título original Le hérisson
Año 2009
Duración 95 min.
País Francia
Director Mona Achache
Guión Mona Achache (basada en la novela de Muriel Barbery)
Música Gabriel Yared
Fotografía Patrick Blossier
Reparto Josiane Balasko,  Garance Le Guillermic,  Togo Igawa,  Anne Brochet, Ariane Ascaride,  Wladimir Yordanoff,  Sarah Lepicard,  Jean-Luc Porraz, Gisèle Casadesus
Productora Coproducción Francia-Italia; Les Films des Tournelles
Género Drama. Comedia | Amistad
Author Info

Raul Avila