Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Una de las formas más frecuentes de violencia de género es la ejercida por el marido o compañero sentimental. Se la denomina habitualmente como «violencia doméstica» o “violencia contra la mujer en la pareja».

El 25 de noviembre se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer con el objeto de concientizar y erradicar este problema que aqueja a la sociedad. El miedo y la falta de protección siguen siendo los motivos que paralizan a las víctimas.

La violencia contra la mujer sigue siendo un delito invisible y muchas veces ocultado por las propias víctimas. Constituye una violación a los derechos humanos, consecuencia de la discriminación y desigualdades por razones de género. La violencia contra la mujer afecta su salud como así también tiene impactos sociales y económicos.

La violencia contra la mujer no es inevitable pero se la puede prevenir. No es algo fácil de erradicar, ya que no hay una vacuna ni medicamento que lo pueda curar. Tampoco hay un único motivo por el que ocurre. Por tal razón, las estrategias de prevención deben ser integrales, debiendo incluir múltiples intervenciones realizadas en paralelo para lograr efectos duraderos y permanentes. Es preciso involucrar a muchos actores interesados sociales incluyendo principalmente al Estado.

¿Qué es la violencia de género?

Las mujeres, por el sólo hecho de ser mujer, viven diversas formas de violencia por parte de sus parejas o de su entorno que van desde el control hasta la agresión física.  Las formas de violencia de género abarcan también el acoso sexual y la violencia psicológica. Este tipo de violencia está justificada en algunas culturas, donde todavía se cree que los hombres tienen derecho a controlar la libertad y vida de las mujeres.

Tipos de violencia de género

Física: Comprende cualquier acto, no accidental, que provoque o pueda producir daño en el cuerpo de la mujer, tales como: bofetadas, golpes, palizas, heridas, fracturas, quemaduras.

Sexual: Ocurre siempre que se imponga a la mujer una relación sexual contra su voluntad.

Psicológica: Comprende amenazas, humillaciones, insultos, intimidación, exigencia de obediencia. Por ejemplo, un elemento de presión incluye aislarla económicamente retirándole el dinero.

 Consecuencias

Las mujeres que sufren violencia de género presentan más síntomas depresivos, ansiedad, trastorno por estrés postraumático y baja autoestima. Podría asegurarse que la violencia contra las mujeres tiene también efectos directos e indirectos que ponen de manifiesto el carácter social y epidémico del problema.

Algunas cifras

– Más de 700 millones de mujeres en el mundo se casan siendo menores de edad. Estas mujeres tienen menos probabilidades de terminar sus estudios y son más propensas a sufrir violencia doméstica.

– 1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.

– sólo 2/3 partes de los países han prohibido la violencia doméstica.

¿Cómo se previene?

Cada vez se cuenta con más herramientas para prevenir la violencia de género, tales como: movilizaciones, cambio de normas sociales, intervenciones en las escuelas y capacitación sobre la igualdad de género, entre otros.

La violencia contra las mujeres se puede evitar. Es posible y esencial. Sigue siendo una pandemia global que ocurre en espacios públicos y privados. Las consecuencias de la violencia de género perduran generaciones.

En junio de 2015, bajo la consigna «ni una menos», más de 200 mil personas colmaron las calles de Buenos Aires en protesta de la violencia de género. La marcha se replicó en más de 100 ciudades de Argentina, Chile y Uruguay a través de las redes sociales convirtiéndose en todo un movimiento internacional.

Fuente: ONU

Teléfono de ayuda: Linea 144

Author Info

Raul Avila