Jornadas Nacionales de Salud Mental APBA

apba

Acerca del papel de las escuelas en los procesos de Patologización y Medicalización de las infancias actuales*

No son pocos los maestros que se vienen preguntando  ¿Cómo hacer para despertar el interés de las nuevas infancias?, ¿qué hacer para motivarlos? ¿Cómo lograr que permanezcan sentados y tranquilos en el aula durante bloques horarios de 80 minutos y jornadas escolares extendidas de hasta 8 hs? Tampoco han sido escasas las estrategias didácticas propuestas por distintos especialistas en los últimos años.

El problema sin embargo, no solo persiste y se incrementa sino que se viene complejizando seriamente, con la reedición en el ámbito educativo de viejos discursos médico-biologistas que propician la entrada en escena, “la escena escolar”. Estos discursos sin duda tienen que ver con la constitución material y simbólica de nuestro sistema educativo nacional  y  están estrechamente vinculados con el sistema de mercado que otorga respuestas y soluciones mágicas  para todos los males. -Perfecta estrategia neoliberal-

Y aquí, en esta “escena escolar a la que hacíamos referencia es donde aparecen las derivaciones de maestros, directivos y equipos de orientación que, que cada vez con más frecuencia, culminan en   tratamientos correctivos con estimulantes (del tipo de las anfetaminas) acompañados, en el mejor de los casos, de Programas Neurocognitivos de “Adiestramiento de la Conducta” (en base a sistemas de “premios y castigos” al estilo de los que proponía Skinner).

Ahora bien, si la dificultad persiste e incluso se agrava, probablemente se deba a que se esté formulando el planteo del problema de manera inadecuada. Por esta razón, resulta válido poner a consideración otras perspectivas de abordaje; más que focalizar la atención en encontrar la forma más rápida para hacer desaparecer las dificultades que manifiestan los alumnos. La escuela, quizás, con el apoyo de profesionales del área de la psicología educacional, debiera preguntarse acerca de las razones, de los motivos por los cuales cada vez hay más niños en las aulas con problemas de atención., hiperactivos y/o con dificultades para cumplir consignas.
O, mejor aún, y teniendo en cuenta aquello de que “los niños son producto del contexto sociocultural en el que se encuentran inmersos”, la escuela quizás no debiera acaso formularse la pregunta inversa, es decir, ¿por qué los niños de hoy no debieran ser desatentos, hiperactivos y desobedientes? O es que… ¿Existen acaso muchas razones como para que no lo sean? ¿No resulta válido acaso, considerar -aunque sea en términos de “sospecha”- que muchas de las conductas que hoy se describen como “deficitarias” en el ámbito escolar tengan que ver más bien, con nuevos estilos cognitivo conductuales de los niños y jóvenes de hoy; con nuevas maneras de contactarse con el mundo y conocerlo ?.  ¿Por qué suponer en su lugar, que todos estos niños y jóvenes desatentos e hiperactivos padecen “a priori” de un “déficit de carácter genético o neurológico”?

Ponencia de la Dra. Gabriela Dueñas entera:

Leer más
Author Info

administrador